Total Pageviews

Sunday, April 05, 2009

LA PARROQUIA SAN CLEMENTE ENTRE LOS RIOS



La Parroquia San Clemente Entre los Ríos

José D. Mansilla Almonacid







LOS PRIMEROS ANTECEDENTES de la creación de la parroquia se remontan hacia el año 1856 y se refieren a la visita del Arzobispo de Santiago a la región.

Para dar cumplimiento a lo dispuesto en el Concilio de Trento el Arzobispo de Santiago don Rafael Valdivieso inició en 1854 una visita pastoral a su diócesis. En la tercera etapa de esta visita el prelado llegó a la ciudad de Talca en 1856. Allí se enteró de la gran dificultad que tenía el párroco talquino para atender toda la grey diseminada en el sector oriental y cordillerano de Talca. También se hicieron presente varios residentes de estos parajes, quienes le solicitaron al señor Arzobispo la creación de una parroquia separada de la de Talca; ofreciendo su colaboración para realizar tan deseada obra. En todo ello convino el cura párroco de la ciudad de Talca, don Miguel Rafael Prado, uno de los grandes gestores de esta iniciativa.

Sin embargo dos hechos vinieron a postergar la creación de la futura parroquia de San Clemente:

a) Mientras el Arzobispo Valdivieso se encontraba en Talca se inició en Santiago el incidente conocido por la Historia como "la cuestión del Sacristán". Situación que generó un conflicto de competencia jurídica entre el Estado y la Iglesia. El asunto alcanzó ribetes de divisionismo en la sociedad chilena creándose bandos que apoyaban, unos al Estado y otros a la Iglesia, estando el Arzobispo a punto de ser desterrado .

b) El segundo aplazamiento se debió a que -calmadas las animosidades- el Arzobispo inició un peregrinaje a Roma, para visitar al Santo Padre y luego fue a la Tierra Santa. Estaba de regreso a Chile en marzo de 1861.

A partir de esa fecha, tanto las autoridades eclesiásticas como el vecindario rural cordillerano de Talca, iniciaron francas y decisivas gestiones para la erección de la parroquia.

Un hito concluyente para la fundación lo constituye la obtención de los terrenos donde se levantaría el templo parroquial.

Dos piadosas señoras, doña María del Carmen Salcedo y doña Pilar Salcedo -a quienes la comunidad san clementina no ha rendido el merecido tributo a su memoria- donaron, según Escritura Pública Nº 184 del Registro Notarial de Talca del 20 de junio de 1861, “cuatro cuadras de terreno con agua, en el título de Palo Seco, en la Subdelegación de Los Litres, en favor de la Iglesia Parroquial, a orillas del camino entre la Cordillera de los Andes y la ciudad de Talca” .

A su vez, las autoridades eclesiásticas hicieron las consultas al Supremo Gobierno sobre la creación de la parroquia; comunicando el 26 de septiembre de 1864 el señor Ministro de Justicia que en lo tocante a la administración civil no habría inconvenientes por la creación de una parroquia en esos territorios .

La respuesta de la comunidad no se hizo esperar y se inició la construcción de las casas parroquiales. Se habilitó el cementerio, y se cercó un terreno donde se construyeron unas pesebreras para la mantención de las caballerías del cura párroco.

Con todos estos antecedentes en mano y considerando el aumento de población en esos contornos el arzobispo de Santiago don Rafael Valentín Valdivieso en uso de su jurisdicción diocesana y en conformidad a lo dispuesto en el capítulo cuarto de la sesión 21 del Concilio de Trento separó de la Parroquia de Talca una porción de su territorio y en él instituyó y erigió una nueva Parroquia con el título de San Clemente Entre Los Ríos, fijando sus límites y colocándola bajo la protección de San Clemente, Papa y Mártir, asignándolo por su santo titular .

El decreto de fundación de la parroquia, emanado del arzobispo que fuera la figura más sobresaliente del episcopado chileno en el siglo XIX, fué firmado y fechado en la ciudad de Santiago el 21 de Marzo de 1864 .

En el mismo documento se le conceden todos los privilegios y exenciones que correspondían a las iglesias parroquiales; como pila bautismal, sagrario, campanario con campanas y todas las demás insignias propias de las Iglesias Parroquiales.

Contrariamente a lo que se cree, el Arzobispo Valdivieso no ofició misa ese día en la Parroquia de San Clemente. Primeramente porque se encontraba en Santiago; y segundo porque el templo parroquial no estaba construido.

Sólo en 1868 el Arzobispo visita de nuevo la región maulina para colocar y bendecir la primera piedra del Seminario San Pelayo de Talca (6).

Hemos revisado pacientemente los Libros Parroquiales donde se anotan los autos de las Visitas Eclesiásticas a la parroquia y no hemos encontrado huella o testimonio de una visita pastoral del arzobispo Valdivieso a San Clemente. Creemos que un acontecimiento de esta naturaleza tendría que haber quedado registrado en los documentos parroquiales, tan nítidamente como lo está en la visita de otros prelados.

En abril de 1864 la autoridad eclesiástica nominó cura párroco de San Clemente al sacerdote don Manuel María Novoa. El 13 de abril del mismo año tomó posesión de su cargo, ya que en esa fecha aparece recibiendo los primeros Libros Parroquiales de manos del cura y Vicario Foráneo de Talca don Miguel Rafael Prado .

Instalado en las casas parroquiales, don Manuel se abocó a administrar los sacramentos, visitar su grey en la dilatada y difícil geografía del curato y dirigir la construcción del templo parroquial.

Tomado del Diario EL CENTRO Talca, 13.10.1996

No comments: