Total Pageviews

Friday, February 05, 2016

SESQUICENTENARIO DEL COMBATE DE ABTAO 7 FEBRERO 1866 – 7 FEBRERO 2016 [01]

POEMARIO DE LA GUERRA HISPANO – SUDAMERICANA 1862-1871
José Mansilla-Utchal
Historiador

El Domingo 7 de febrero de 2016 se conmemoran los 150 años del Combate de Abtao, cuando la Escuadra Aliada formada por los buques chilenos y peruanos se enfrentaron con las fragatas españolas durante el desarrollo de la Guerra Hispano – Sudamericana. Con este nombre se denomina al conflicto bélico internacional en el cual se enfrentaron las repúblicas de Bolivia, Chile, Ecuador y el Perú con España entre 1862 y 1871. En la historiografía sudamericana la conflagración es conocida como Guerra con España y los españoles la llaman Guerra del Pacífico o también la Campaña del Pacífico. Es una de las tres guerras internacionales que en tiempos posteriores a la guerra de las independencias enfrentó a Chile con naciones extranjeras durante el siglo XIX. El conflicto antecesor fue la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana entre 1832 – 1833; y en 1879 se genera un tercer conflicto cuando Chile provoca la Guerra del Salitre contra Perú y Bolivia y defendiendo intereses de empresarios privados invade la ciudad boliviana de Antofagasta.


Los acontecimientos de la Guerra Hispano – Sudamericana se desarrollaron en el Océano Pacifico americano, en las costas de Chile y Perú, los dos países que participaron activamente en la contienda; mientras Bolivia y Ecuador – Estados que también le declararon la guerra a España- tuvieron una actitud pasiva en el contencioso. En la amplitud de las costas chilenas y peruanas ocurren los sucesos de la guerra: el arribo de la flotilla española, los diferendos diplomáticos español-peruano como una comedia de equivocaciones convertida en farsa; la invasión española del territorio peruano, el rompimiento de las hostilidades; las declaraciones de guerra; la unión de los pueblos americanos, el bloqueo de los puertos chilenos, los combates navales y finalmente el alejamiento del Pacífico de las naves españolas.

Existen cuatro momentos claves en el desarrollo del conflicto: a) El intento panhispanista español al enviar una flota de guerra al Pacífico, en la cual se embarcan como supernumerarios a un grupo de científicos que vinieron a explorar los países americanos, equipo conocido coma La Comisión Científica del Pacífico. b) El enredo diplomático entre España y el Perú que culmina con la invasión de las Islas Chinchas. c) El surgimiento de un gran sentimiento americanista en los países de la vertiente andina occidental de América del Sur a través de la Sociedad Unión Americana y la realización del Congreso Americano de Lima y d) El período de la guerra desatada cuando ocurren los enfrentamientos que culminan el 2 de mayo de 1866 con el Combate de El Callao cuando abandona las costas del Pacífico la flota española.

Los acontecimientos de esta guerra tuvieron un gran impacto entre los intelectuales de la época. Poetas chilenos, argentinos, colombianos, ecuatorianos, bolivianos escribieron proclamas, poemas, canciones, himnos y marchas para alentar los sentimientos nacionales, americanos y anti hispanistas. También los poetas de “poncho”, los cantores populares se inspiraron en la guerra. De esta fecha, estimamos, surge la Lira Popular, la poesía a cordel, pues se colgaban las hojas para su venta en ferias y mercados. El testimonio del Poeta Popular Bernardino Guajardo es elocuente en estos versos:

Cuando la reina Isabel
mandó a Chile sus vasallos
hice imprimir versos
de los sucesos pasados,
de la muerte de Pareja
y la batalla de Abtao,
toma de la Covadonga
y el combate de Callao
en la orden de aquel valiente
don Mariano Ignacio Prado
yo los repartía
vendidos, dados y fiados

Entre aquellos poemas, publicados en diarios, revistas, y recopilados en textos, existe este poema titulado El Combate Naval de Abtao. Sin Autor Mencionado y sin fecha, se encuentra este manuscrito en el repositorio de la colección de Romances de don Ramón Menéndez Pidal, cuya amable Directora nos ha autorizado para su publicación. Anduve años detrás de este poema, del cual tenía noticias, por la cita de una autora norteamericana, finalmente pude dar con su paradero


EL COMBATE NAVAL DE ABTAO

Pido´ñol un rato de atención
Para contar un instante
De los barcos españoles
Mandados por su Almirante,
Dirigidos a Chiloé.
Al Sur pusieron la proa
Que quisieron rescatar
Su barquito “Covadonga”.
Toman por los arrecifes
Allegados a Tabón,
Donde toman prisionero
A don Vicente Pincol.
Y ya se van para Abtao
Y la Blanca va de ronda,
Sin reserva de castillos
Sólo atenida a sus bombas
Se avistan las dos corbetas
Con bandera americana
Reconocen los chilenos
Que era traición villana.
Desprevenido el castillo,
Cuando el Comandante avisa,
Luego se hacen los cartuchos
Con las mangas de camisa.
Luego sale la ración
A un vaso de aguardiente.
¡Ea! Pues, buenos navales,
Tened valor, pues, valientes
Levantan bandera arriba
Con tantísima destreza;
Se ha principiado el combate
Con tanto valor y fuerza.
Rompen fuego en el castillo
Y a bordo en la Apurimac;
Ellos luego han contestado
Con sus malditas granadas.
Tirad balas, pues, chilenos,
Tirad balas sin recelo,
Que mueran los españoles
Apilados como perros.
La bala que le han tirado
Jamás la echan en olvido,
Por la popa le ha entrado,
Por la proa le ha de salir.
Ellos también tiran balas;
Todas se van a los aires;
Tienen mala puntería
Que no le pegan a nadie.
Perseguida Covadonga
Que a él no más le tiraban,
Al ver aquella bandera
Que hasta el agua le arrastraba
Se ha tirado para tierra
A cargar su batería,
Cuantos le tiró a la Blanca
Ningún tiro se perdía.
En el castillo de Abtao
Están los navales su fama.
¡Viva la gente chilena!
¡Viva la escuadra peruana!
Y el batallón chilote,
Que es querido del gobierno,
Esas dos compañías
Necesitan su buen premio
La Blanca y Villa Madrid
Son valientes y atrevidas:
Del castillo de Abtao
Han salido mal heridas.
Aquí vienen a fondear
Muy allegadas a tierra,
Dos batallones del cuarto
Con la diana le hacen guerra
Ya se van los españoles
Avanzando por Valdivia,
Aquí quedan los chilenos
Marchando con valentía.
Se fueron los españoles;
Nadie sabe a dónde van
Sólo por malicia dicen
Que se hallan en Panamá.
De Panamá han salido
Por miedo de los chilenos,
Ellos salen a buscar
Como leones soberbios
En el castillo de Abtao
Se ha visto un gran prodigio.
Este caso sucedió
El año sesenta y cinco (1)
_

Fin.

1.- Ocurre en 1866

Este texto es un breve extracto de nuestra obra inédita POEMAS Y CANCIONES DE LA GUERRA HISPANO SUDAMERICANA 1862-1871.





No comments: